14 de Diciembre de 2017 | Lenguaje:
Blefaroplastia

La cirugía de los párpados, técnicamente conocida como blefaroplastia, es un procedimiento para extraer la grasa, el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores. La blefaroplastia puede corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores, características que hacen que parezcamos mayores y más cansados de lo que somos y que, en algunos casos determinados, pueden interferir con la visión.

La caída de los párpados y de las bolsas son signos evidentes del envejecimiento facial. En algunos casos esto se debe a una clara tendencia familiar, y puede aparecer a una edad relativamente temprana. Con mayor frecuencia se presenta más tardíamente y se va acentuando con el transcurso del tiempo (pueden empezar a aparecer en torno a los 35 años de edad). En todo caso, la tendencia actual es hacia una corrección quirúrgica más temprana, sin esperar a que los signos se hagan marcadamente evidentes.

Los mejores candidatos para cirugía del párpado

Los mejores candidatos para la cirugía del párpado son hombres y mujeres quienes están físicamente saludables, son psicológicamente estables y son realistas en sus expectativas. La mayoría de los candidatos tienen 35 años o más, sin embargo, si los párpados caídos son típicos de los rasgos de su familia, podrá decidir someterse a la cirugía del párpado a una edad más temprana.

Hay ciertas condiciones médicas que pueden hacer que la blefaroplastia sea más riesgosa, éstas incluyen problemas de la tiroides tales como el hipertiroidismo y la enfermedad de Graves, problemas de falta de humedad en el ojo o falta de suficiente lagrimeo, alta presión sanguínea u otros trastornos de la circulación, enfermedades cardiovasculares y diabetes. Una retina desprendida o glaucoma también es una razón por la cual hay que tener precaución; verifique con su oftalmólogo antes de hacerse la cirugía.

Las complicaciones menores que ocasionalmente ocurren después de una blefaroplastia incluyen una visión doble o borrosa por algunos días; inflamación temporal de la esquina de los párpados y una pequeña asimetría en la recuperación o cicatrización. Podrán aparecer pequeños puntos blancos después de retirar las suturas; su cirujano lo puede extraer fácilmente con una aguja muy fina.

Procedimiento Quirúrgico

Dura aproximadamente 1 a 2 horas, se puede realizar de forma ambulatoria con anestesia local o general. En la cirugía. Se reseca el exceso de piel y se aprovecha en este momento para retirar o redistribuir los excesos de bolsas grasas si los hay y reparar el músculo si este lo amerita. Las cicatrices quedan escondidas naturalmente en el pliegue palpebral en el caso de los párpados superiores y por debajo de la implantación de las pestañas en los inferiores.



Procedimiento Postquirúrgico

Después de la cirugía sentirá los párpados pesados. Si presenta dolor intenso, espontáneo llame inmediatamente a su Cirujano Plástico. Progresivamente presentará hinchazón alrededor de los ojos durante los 4 primeros días y luego este disminuirá paulatinamente. No exagere en actividades que exijan un gran esfuerzo visual los 2 primeros días postoperatorios. Inicialmente puede ver borroso o doble a causa de la inflamación.

Aplique los dos primeros días compresas frías protegiendo la piel de las quemaduras por frío. Al tercer día puede aplicar paños tibios siempre dependiendo del criterio de su cirujano plástico. Durante la 1ª semana serán retirados puntos de sutura, y podrá reiniciar sus actividades cotidianas a pesar de tener un poco de hinchazón y morados en sus párpados. Solicite información sobre el momento adecuado para usar maquillaje. Es importante que determine el momento ideal de su cirugía.

Blefaroplastia

-Es una cirugía que tiene la finalidad de rejuvenecer la apariencia del rostro a través de la intervención de los párpados.

-Es una cirugía ambulatoria (también llamada cirugía de día) porque no es necesario que el paciente permanezca hospitalizado. La recuperación es rápida.

-Es muy frecuente que cuando las personas llegan a los 40 años los párpados se caigan por el exceso de piel en ellos. Esto ocurre tanto en los de arriba como los de abajo. A esto debe agregarse la presencia de bolsas en los párpados (sobre todo en los inferiores) y hasta "olanes" en muchas ocasiones.

De hecho, el problema de las bolsitas (que es grasa acumulada en los párpados) puede encontrarse desde edades muy tempranas, ya que puede ser de carácter hereditario. En algunos casos graves los párpados pueden caer tanto que incluso obstruyen la visión.