18 de Octubre de 2017 | Lenguaje:
Cross-linking corneal con Riboflavina

Cross-Linking es un proceso que consiste en unir 2 ó más moléculas mediante un enlace covalente. Este proceso ha sido utilizado para determinar y modificar las propiedades de estructuras tridimensionales de las proteínas y su asociación con las membranas celulares, siendo útil igualmente en la modificación de los ácidos nucleicos, compuestos químicos y superficies sólidas.

El Queratocono es una enfermedad de la córnea que da lugar a que se vuelva progresivamente débil y modifique su curvatura exterior provocando un incremento del astigmatismo hasta que finalmente pierde su transparencia por modificación de su estructura.

Pero no todos los astigmatismos son debidos a queratocono, y por contra, en los estados iníciales del queratocono (formas fustres o subclínicas), el astigmatismo puede ser corregido con gafas o lentillas.

Es decir, la curvatura anormal de la córnea provocada por el queratocono provoca un enturbiamiento moderado a severo de la visión, y en los casos avanzados un edema corneal central por descompensación estructural. Aproximadamente la mitad de los pacientes con queratocono pueden ser corregidos con lentillas sin grandes problemas de visión. Para otros la solución está en los anillos estromalesintracorneales, y en los casos muy avanzados es preciso el transplante corneal.

Recientemente se ha introducido como nuevo tratamiento el Cross-Linking del colágeno corneal con Rivoflavina (C3-R), tratamiento que refuerza la estructura corneal debilitada. Este tratamiento actúa reforzando las uniones del colágeno corneal. El proceso consiste en saturar el tejido de una sustancia que sensibiliza al colágeno, la rivoflavina, estimulando la creación de nuevos puentes o uniones entre las largas cadenas de colágeno con la irradiación de una luz especial dentro del rango del ultravioleta de una determinada longitud de onda (UVA 375 nm), y que entrega una energía conocida a una determinada distancia (3mW/cm2), durante un tiempo preestablecido (30 min).

El tratamiento se realiza de forma ambulatoria. La velocidad del adelgazamiento corneal progresivo es reducida o suspendida. La fuerza biomecánica del tejido corneal es mejorada, y el Queratocono progresivo y la ectasia pueden ser estabilizados. 72 meses de seguimiento no han mostrado ninguna disminución de la estabilidad corneal biomecánica, y más del 50% de todos los pacientes mostraron una reducción de la keratometría máxima.

No se observaron efectos adversos significativos. Si bien este tratamiento no da lugar a alteraciones o mejora de la visión, se modifica y refuerza la estructura corneal, deteniendo la progresión del Queratocono. Se puede continuar así con el uso de las lentes de contacto adaptadas previamente al tratamiento, o incluso implantar anillos cornéales intraestromales.

¡En resumen, una buena noticia en el avance del tratamiento del queratocono!