14 de Diciembre de 2017 | Lenguaje:
Cirugia de Cataratas

Es un padecimiento propio de la tercera edad y consiste en que un lente natural del ojo llamado cristalino pierde su transparencia. En el ojo humano existen estructuras transparentes denominadas refractivas, lo que significa que su función es enfocar la imagen sobre la retina, que es la capa que convierte a la luz en un impulso nervioso que el cerebro reconoce.

La córnea y el cristalino son las partes del ojo humano responsables del enfoque. La primera está en contacto con el ambiente, visible a simple vista y colocada por delante del iris, que es la parte que da color a los ojos. El cristalino está por detrás del iris y nos permite cambiar a voluntad el enfoque de lejos a cerca. Como fenómeno natural, a partir de los 40 años el cristalino se endurece y la capacidad de enfocar de cerca disminuye, lo que constituye la vista cansada o presbicia.

Alrededor de los 60 años el cristalino puede volverse opaco e impedir el paso de la luz a la retina, y a esto le llamamos catarata, que también puede producirse por heridas, ciertos medicamentos o exceso de luz solar. Hay además cataratas congénitas. Al opacarse el cristalino, la visión se torna borrosa, la persona es más sensible a la luz y los colores se ven desvanecidos.

Mitos de las Cataratas

-La catarata no duele, no provoca ojo rojo ni es una “tela” que cubra al ojo.
-No es cáncer, no se pasa de un ojo al otro, ni causa ceguera.
-La catarata no puede curarse con medicamentos.
-No se detiene con gotas o medicina tradicional.



Tratamientos de la Catarata

La cirugía tradicional, el ultrasonido y el rayo laser pueden eliminar la catarata. No existen medicamentos, gotas ejercicios, vitaminas, alimentación especial, o “lentes de rejilla” que hayan demostrado utilidad para evitar o curar las cataratas.

Avance de la Catarata

Solo el examen por un médico oftalmólogo puede determinar si la mala visión se debe a una catarata. Cuando ésta ya existe, la adaptación de anteojos es inútil o solo sirve por corto tiempo. Además el retardar el diagnóstico adecuado puede hacer más complicado el tratamiento. La catarata habitualmente progresa en forma lenta, y la evolución puede ser distinta entre ambos ojos.

Ocasionalmente avanza rápidamente, sobre todo en personas con diabetes o en individuos más jóvenes. El más reciente avance en lentes artificiales es el Lente Intraocular Acomodativo, el cual puede proveer a los pacientes una mejor calidad de vida. El lente está diseñado para cambiar su forma de modo que cumpla similarmente la función de un lente natural saludable.

Provee a la mayoría de los pacientes la habilidad de realizar las actividades de la vida cotidiana sin la necesidad de anteojos o lentes de contacto. A diferencia de los lentes artificiales tradicionales, tanto los objetos cercanos y lejanos pueden ser vistos en foco sin el uso de gafas. En la clínica tenemos resultados muy satisfactorios tanto en la visión lejana como cercana en los pacientes que se han realizado dicho procedimiento.

¿Cuando se lleva a cabo la Cirugía?

Ha pasado ya la época en que la catarata debía “madurar” para operarla. Hoy se considera que la persona debe operarse cuando la mala visión interfiere con sus actividades diarias. Los avances en la microcirugía ocular permiten una rápida recuperación y resultados satisfactorios. La cirugía se puede hacer con anestesia local y el paciente no requiere estancias largas en el hospital.

Procedimiento

El cristalino opaco se sustituye con un lente intraocular, que ya es de uso común en el mundo desde hace más de veinte años.

Los últimos avances nos permiten usar un lente intraocular multifocal que nos da la capacidad de enfocar de cerca (lectura) y lejos a la vez, dando una mejor función visual sin necesidad de lentes de armazón. En nuestra clínica se utilizan diferentes tipos de lentes multifocales según las necesidades de cada paciente, contándose entre ellos los lentes RESTOR y REZOOM.

Casi inmediatamente después de la operación la persona reanuda sus actividades, excepto las muy vigorosas, pero debe seguir las instrucciones de su médico en cuanto a medicamentos y cuidados. Entre los padecimientos propios de la persona anciana, la catarata es de los que mayor éxito tiene en su tratamiento, millones de personas se operan anualmente en el mundo, y el número de complicaciones es muy bajo. Sólo un médico oftalmólogo está capacitado para este tipo de intervenciones.